Introducción.

La terapia de presión negativa (TPN) es un tratamiento mecánico que se utiliza como adyuvante en la curación de heridas; proporciona un entorno de cicatrización oclusivo y estéril que reduce la carga bacteriana y promueve la granulación del tejido, estimulando la curación por segunda o tercera intención, reduciendo el área de superficie de la herida.

Material y métodos.

Diseño: Retrospectivo.

Objetivo:

Presentar la experiencia del manejo en heridas complejas de pacientes tratados con TPN del Servicio de Angiología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza. Análisis estadístico: Estadística descriptiva.

Resultados.

Se analizaron 93 pacientes a quienes se les aplicó TPN. La estancia hospitalaria fue en promedio de 26.4 ± 5.3 días. La modalidad de TPN fue continua en 91.4%. El tipo de esponja utilizada fue de plata 91.4%. La presión negativa utilizada fue de 125 mmHg en 86%. La infección de la herida quirúrgica se presentó en 40.9%. La exposición vascular estuvo presente en 22.6%. La localización de las heridas más frecuente fue el muñón en miembro pélvico. El tipo de cierre más frecuente fue por tercera intención (68.8%).

Conclusión.

La TPN acelera la cicatrización, facilita el tratamiento intrahospitalario, controla el dolor y la presencia de infección y ayudó al cierre de las heridas en la totalidad de los casos.

Image result for Uso de terapia de presión negativa para manejo de heridas complejas"

Figura 1. Herida por dermofasciotomía secundaria a síndrome compartimental a la cual se aplicó TPN para disminuir el edema, manejo de la inflamación y control de curetaje estéril.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/revmexang/an-2018/an181b.pdf