El estudio de investigación de Auburn presenta el ‘Efecto de la coevolución’ para explicar la conexión entre la fragmentación del hábitat y la propagación de enfermedades en las poblaciones humanas.

Aspectos destacados

  • La pérdida de hábitat se asocia con enfermedades infecciosas emergentes.
  • La mayoría de las hipótesis para explicar esta asociación se centran en los impulsores ecológicos y la estructura de la comunidad; sin embargo, ninguno se ha desarrollado para considerar presiones selectivas coevolutivas en un paisaje fragmentado.
  • El “efecto de coevolución” propone que, dentro de los fragmentos de hábitat, los cambios en la estructura de la población entre los hospedadores, parásitos obligados y patógenos funcionen en paralelo y actúen como“motores coevolutivos”, acelerando la diversificación de patógenos y, por lo tanto, aumentando la diversidad de patógenos en un paisaje degradado.
  • Cuando se combina con vectores puente (por ejemplo, mosquitos y garrapatas), esto aumenta la probabilidad de que los patógenos con potencial zoonótico se viertan en las comunidades humanas.
  • Los sistemas de parásitos y huéspedes múltiples, como los primates y los piojos no humanos, los roedores y las pulgas, y los murciélagos y las moscas de la mosca, son susceptibles de probar esta hipótesis y pueden integrarse en los estudios existentes sobre ecología de enfermedades a nivel comunitario.
  • La fragmentación del hábitat mundial está asociada con la aparición de enfermedades infecciosas de origen de la vida silvestre en las poblaciones humanas.
  • A pesar de esta narrativa bien aceptada, los mecanismos subyacentes que impulsan esta asociación siguen sin estar claros. Introducimos una hipótesis matizada, el “efecto de la coevolución”.
  • El concepto central es que la subdivisión de las poblaciones de huéspedes que se produce con la fragmentación del hábitat provoca la coevolución localizada de los huéspedes, los parásitos obligados y los patógenos que actúan como “motores coevolutivos” dentro de cada fragmento, acelerando la diversificación de patógenos y aumentando la diversidad de patógenos en todo el paisaje.
  • Cuando se combina con un mecanismo para salir de un fragmento (por ejemplo, los mosquitos), las variantes de patógenos se extienden a las comunidades humanas.
  • A través de este enfoque ecoevolutivo combinado, podemos comprender los mecanismos de escala fina que conducen a la aparición de enfermedades en el Antropoceno.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=94481