Los tratamientos con fármacos antirretrovirales controlan la infección del virus del sida, VIH, pero no consiguen eliminarlo del organismo. Desde hace años, se ensaya la estrategia de “shock and kill” que, en esencia, consiste en activar a los virus latentes para identificarlos y eliminarlos. Dos estrategias para despertar a los virus de forma segura lo han conseguido en un modelo simio de la infección, como se expone en estudios de la revista Nature. Los métodos, propuestos por científicos del Centro Nacional Yerkes de Investigación en Primates y de las universidades Emory y de Carolina del Norte, se han centrado en la parte de activación del virus. Guido Silvestri, autor principal de uno de los estudios, opina que “estamos haciendo una aproximación nueva con la que obtenemos niveles de la reactivación del virus sin precedentes”. El principal obstáculo para la cura en la infección por VIH es el reservorio. Ninguna intervención; fármaco, estimulación inmune, o eliminación, ha logrado reducir su tamaño, porque una vez que se interrumpe el tratamiento antirretroviral, los niveles del virus se reactivan. Para Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas estadounidense, entidad que ha impulsado estos trabajos, los resultados obtenidos alientan un “cauto optimismo de que una cura del VIH es posible”.

Fuente: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/01/22/5e288e2dfc6c8359618b46ca.html

Palabras claves: VIH, SIDA, cura, tratamiento, fármacos antirretrovirales, virus latentes