La barrera hematoencefálica es uno de los mayores desafíos que la medicina moderna tiene que superar si queremos combatir enfermedades neurológicas usando medicamentos. Los modelos animales tienen un propósito, pero no son muy buenos para replicar esta barrera humana ya que los resultados a menudo no se traducen durante los ensayos clínicos. Los investigadores de Georgia Tech han desarrollado un chip que replica con precisión su función, utilizando las células humanas. Los astrocitos son el componente principal de la barrera hematoencefálica, interactuando entre las neuronas y los vasos sanguíneos, pero tenerlos vivos y creciendo fuera de un cerebro vivo ha resultado difícil. Los cultivos 2D tienden a desarrollar astrocitos que están deformados, pero el equipo de Georgia Tech pudo cultivar estas células en 3D, lo que resultó en que tuvieran la forma de estrella que lleva su nombre. Además, el modelo de barrera hematoencefálica funcionó más como el real, con células endoteliales cultivadas funcionando como se esperaba. Los astrocitos forman una estructura de proteína llamada aquaporina 4 en sus membranas que están en contacto con la vasculatura para permitir la entrada y salida de las moléculas, lo que también contribuye a eliminar los desechos del cerebro. YongTae Kim, uno de los líderes del estudio, señaló que “en chips anteriores, no se observó expresión de aquaporina 4, este chip fue el primero”, lo que además podría ser importante en la investigación de la enfermedad de Alzheimer.

Fuente: https://www.medgadget.com/2020/02/chip-recreates-blood-brain-barrier-to-study-delivery-of-drugs-to-brain.html

Palabras clave: barrera hematoencefálica, chip, astrocitos, aquaporina-4