El Grupo de Investigación sobre Melanoma de la Universidad Edith Cowan, en colaboración con la Facultad de Medicina de Harvard y los médicos de los hospitales de Australia Occidental, han sido pioneros en una nueva técnica para detectar células tumorales circulantes que podrían proporcionar una nueva vía para el diagnóstico y las terapias contra el cáncer, según publican en el ‘British Journal of Cancer’. Este trabajo se basa en el éxito del Melanoma Research Group, que desarrolló el primer análisis de sangre del mundo capaz de detectar melanoma en sus primeras etapas. La profesora asociada, Elin Gray, señala que el melanoma se disemina por todo el cuerpo cuando las células tumorales circulantes se desprenden del tumor primario y viajan a través de la sangre para formar metástasis. Hasta ahora, las células tumorales circulantes de melanoma han demostrado ser increíblemente esquivas, con tasas de detección que varían enormemente del 40 al 87 por ciento. Los investigadores probaron un enfoque multifacético para detectar estas células. Al combinar tres ensayos, se elevó la tasa de detección al 72 por ciento, lo que fue un resultado significativamente más alto que usar una sola prueba. La doctora Gray apuntó que “Confían en que este enfoque es un movimiento hacia la detección confiable de células tumorales circulantes, pero ahora necesitan ajustar el ensayo para incluir una mejor combinación y capturar el rango más amplio de células tumorales circulantes”.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/4146461/0/hallan-un-nuevo-camino-para-la-deteccion-y-el-tratamiento-del-melanoma/

Palabras clave: melanoma, cáncer, detección, diagnóstico, células tumorales circulantes