Una nueva investigación realizada en Dinamarca, cuyos resultados se presentaron en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología 2020, sugiere que las personas que experimentan un paro cardíaco “repentino” fuera del hospital pueden sentir malestar días antes. El análisis muestra que 2 semanas antes de un paro cardíaco fuera del hospital, el 54% de las personas había tenido contacto por teléfono, correo electrónico o en persona con su médico de cabecera, y el 6,8% había acudido a un servicio de urgencias, clínica ambulatoria o había sido hospitalizado. Por otro lado, aproximadamente el 25% y el 3%, habían tenido contacto con su médico de cabecera o con un hospital respectivamente, cada semana durante el año anterior al paro cardíaco. Los hallazgos muestran que los médicos y los pacientes deben ser conscientes de que las personas pueden ser sintomáticas antes de un paro cardíaco “repentino”, y destacan la importancia de aplicar las puntuaciones de riesgo de enfermedad cardiovascular en la práctica clínica diaria. La doctora Nertila Zylyftari, autora del estudio dijo que hay mucho trabajo por hacer para prevenir la muerte súbita y tener un algoritmo para identificar a los pacientes en riesgo sería de gran ayuda.

Palabras clave: muerte súbita, paro cardíaco repentino fuera del hospital

Fuente: https://www.medscape.com/viewarticle/937126#vp_1