Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania, han conseguido que vuelvan a crecer nervios dañados usando una guía nerviosa biodegradable, consistente en un tubo de polímero lleno de proteínas que promueven el crecimiento y que pueden regenerar largas secciones de nervios dañados, sin la necesidad de trasplantar células madre o un nervio donante. Hasta ahora, la tecnología ha sido probada en monos. La autora principal, Kacey Marra, profesora de cirugía plástica en Pitt y en la facultad central del Instituto McGowan de Medicina Regenerativa, planteó que esta guía es comparable, y en algunos aspectos mejor que un injerto nervioso”. La guía nerviosa de Marra devolvió aproximadamente el 80% del control motor fino en los pulgares de cuatro monos. La recuperación funcional fue tan buena como el injerto de un nervio y, en el mejor de los casos, la guía superó al injerto en lo que respecta a restaurar la conducción nerviosa y reponer las células de Schwann. Con estos resultados prometedores en monos, Marra quiere llevar su guía nerviosa a pacientes humanos. Actualmente está trabajando con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos en un primer ensayo clínico en humanos.

Fuente: https://invdes.com.mx/salud/consiguen-que-vuelvan-a-crecer-nervios-danados/

Palabras clave: regeneración nerviosa, conducción nerviosa, guía nerviosa biodegradable, tubo de polímero, injerto nervioso